Menú Cerrar

El poder de tu marca

Muchos negocios no son conscientes de que el valor de su marca es su activo intangible más importante con el que cuenta y, los que sí son conscientes, dirigen gran parte de sus esfuerzos de mercadotecnia en la creación y gestión su marca.

Comencemos por conceptos básicos: Identidad corporativa es la parte intangible e intrínseca de la organización, lo que la hace única e irrepetible, qué hace, cómo lo hace, a dónde quiere llegar. Aspectos que van de la mano con su filosofía, propósito, valores y cultura. Es decir, “la percepción que se tiene sobre la organización misma”. Eso se debe de tomar en cuenta al momento de desarrollar su identidad visual para que sea afín a sus productos y servicios para diferenciarse de su competencia. Una identidad corporativa es a fin de cuentas, cuando la gente la ve, tiene que saber a lo que se dedica y lo que ofrece la empresa.

La imagen corporativa es todo lo que las diferentes audiencias perciben de la organización, como su identidad visual, sus tipografías, slogan o colores, conducta de sus colaboradores o estilo de sus tiendas; sin embargo la identidad es distinta porque ésta transmite los valores de la empresa.

Para realizar una marca

Las marcas surgen por la necesidad de diferenciarse de la competencia. Como es del conocimiento público, y se debe de considerar esta diferenciación como una estrategia de mercadotecnia sin que esto sea la única acción de desarrollo de marca.

Razones para desarrollar y gestionar una marca.

  1. Diferencia respecto a la competencia.
  2. Te ayuda a evitar la guerra de precios. El tener una marca plenamente reconocida en el mercado y bien gestionada permite a los negocios utilizar otras estrategias como alternativa.
  3. Genera recordabilidad y asocia tu marca a sentimientos o emociones, lo que puede ser una fuente de ventaja competitiva. La marca prevalece frente a los productos y servicios.
  4. Con ella dispones de estrategias de fidelidad más fáciles de llevar a cabo bajo una marca.

Aspectos a realizar a la hora de realizar una marca

Hay que tener claro cuáles son los objetivos, expectativas, política o ética de la organización, lo que deseamos transmitir. Debemos definir al inicio de todo el proceso un nombre fácil de recordar, pronunciación y que vaya acorde con los criterios y objetivos de la empresa.

Los aspectos visuales como el logotipo, descripción de la marca o el slogan son los que fortalecen los rasgos que queremos destacar. Esto es fundamental ya que el ser humano es visual y recuerda más las cosas que ve.

Al crear una marca debe tenerse en cuenta que es un proyecto a largo plazo y debe de ser gestionado de manera constante, además de ser adecuada a corto plazo. Nunca utilices elementos o imágenes derivados de conceptos trendy o que rápidamente pasarán de moda. Una identidad visual debe tener una misión de vida de por lo menos 25 años a menos que la organización se transforme o se fusione.

Para que una marca sea altamente reconocida no debe de centrarse sólo en la mente de su consumidor, sino también en sus emociones y transmitirla a sus clientes. Toma en cuenta que la mercadotecnia es la mejor herramienta para transmitir y dar a conocer todos los atributos, cualidades y valor de tu marca a tus consumidores.

Fuente: El Poder de las Marcas. Revista a! Diseño, No. 119.

Abrir chat
1
¡Envíanos un mensaje en WhatsApp!
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?